EN JUEGO | PLAYING NOW

La PATHF recurrió al TAS contra la división que intenta imponer la IHF y en defensa de los valores Olímpicos

La Federación Panamericana de Handball (PATHF) apeló ante el Tribunal Arbitral del Deporte
(TAS) la decisión de la IHF de desguazarla, y solicitó la inmediata suspensión de la inédita
medida que viola la integridad de nuestro deporte y denigra los valores Olímpicos.

La corte, con sede de Lausana (Suiza), acusó recibo el 18 de abril pasado de la presentación
realizada un día antes e inició los trámites formales para su proceso.

En su apelación, la PATHF pidió la impugnación de la decisión del Congreso de la Federación
Internacional de Handball (IHF) en Antalya (Turquía) del 11 de noviembre del 2017 que, en una
votación plagada de irregularidades, autorizó a su consejo considerar la división de la
confederación panamericana en dos zonas geográficas.

También solicitó la anulación de la resolución del consejo de la IHF, del 14 de enero del 2018,
que dispuso el desguace de la PATHF.

La PATHF ha recurrido al TAS por la constante denegación de justicia por parte de la IHF, cuyos
estamentos internos de apelación han optado por una política de rechazos, negativas y
dilaciones ante los reclamos de la confederación panamericana.

Las irregularidades y vicios cometidos por la IHF durante todo el proceso está en las antípodas
de la buena gobernanza deportiva que promueve el Comité Olímpico Internacional (COI).

La PATHF, cuyas 26 federaciones miembro han votado mayoritariamente contra la división, ha
demostrado que el congreso de la IHF en el que se “fabricó” una votación para aprobar
nuestro desguace violó normas internas al no obtener la moción divisionista dos tercios de los
votos presentes.

También ha denunciado que se le negó la palabra a los representantes de nuestra federación
para ejercer el derecho a la legítima defensa.

El handball está atravesando por un momento histórico. El inédito ataque contra la PATHF es
una muestra de una administración oscurantista en la IHF que hasta ha puesto en peligro la
continuidad del handball como deporte Olímpico.

La opinión pública mundial exige hoy más que nunca a las federaciones deportivas que
levanten las banderas de la integridad y la transparencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*