EN JUEGO | PLAYING NOW

“Cuando juega la Selección, en la cancha estamos todos”

En el sorteo del Panamericano de Handball Buenos Aires 2016 se introdujo la campaña de comunicación del torneo clasificatorio al Mundial de Francia. Qué objetivo persigue la Federación Panamericana en conjunto con la Confederación Argentina y qué piensa el entrenador argentino Eduardo Dady Gallardo sobre el concepto que resume la campaña.

“El handball está creciendo en Argentina y en el resto de América. Tanto desde lo cualitativo como desde lo cuantitativo, nuestro deporte nos ofrece cada vez un escenario más importante. Por eso, desde la Federación Panamericana decidimos potenciar el producto, hacerlo sustentable en el tiempo y darle mayor visibilidad y mayor jerarquía”, expresó Mario Moccia, presidente de la Federación Panamericana y la Confederación Argentina de Handball, el sábado pasado en el escenario del Planetario Galileo Galilei. De acuerdo a las palabras del dirigente, en el Panamericano Buenos Aires 2016 era necesario “llevar el handball más allá. Llevarlo a mucha más gente” que aquella que usualmente asiste a los espectáculos de este deporte.

Y continuó Moccia: “Lo más importante del handball es que es una herramienta para expresar valores esenciales como el respeto -entender que sin el rival no habría deporte-, el intentar ser mejores cada día, la amistad, el compañerismo y la solidaridad, el tener objetivos en común por el que todos nos esforzamos y trabajamos. A partir de esto desarrollamos una campaña de comunicación basada en el concepto de que el handball está presente día a día en todos lados; se juega en la escuela, en el club, en los polideportivos municipales, en todas partes. Y lo más importante es que a este deporte lo hacemos entre todos”.

“Hay una evolución iniciada por un niño con un guardapolvo escolar, seguido por una oficinista, un médico, una abuela, un trabajador, un hincha. Finalmente, hay un jugador que termina plasmando lo que amamos, que es el handball. Pero no está solo, porque cuando juega la Selección, en la cancha estamos todos”, cerró su discurso ante el aplauso generalizado de los presentes en la sala principal del auditorio futurista en 360°.

Eduardo Dady Gallardo, director técnico de la Selección Argentina de varones, opinó al respecto del lugar elegido para llevar a cabo el sorteo de grupos: “Entiendo que fue una muy buena decisión hacerlo en el Planetario de Buenos Aires y darle contenido moderno y difusión en todo el continente. Creo que fue una muy buena oportunidad para mostrar cómo está creciendo nuestro deporte y una excelente forma de mostrarse ante la prensa en general y ante los patrocinadores y el público”. Luego opinó sobre la campaña de prensa –gráfica, radial y televisiva– y el concepto que expresa: “Me gustó mucho. El handball es como una gran familia, y al decir ‘cuando juega la Selección, en la cancha estamos todos’, creo que sintetizaron lo que realmente sentimos cuando tenemos la responsabilidad de representar a nuestro país. La campaña pone eso en valor y nos invita a respetar a todos los que somos parte y nos ilusionamos con este deporte; los chicos de las escuelas y los clubes que sueñan con jugar algún día en la Selección, las familias que nos apoyan, nuestros hinchas y fanáticos pero también nuestros adversarios, los árbitros, la prensa, los patrocinadores y todos aquellos que hacen que sea posible el desarrollo de este hermoso deporte”.

“Me parece que cualquiera de nosotros puede sentirse identificado con el nene de colegio que forma parte de la campaña. Como todos, yo también empecé a jugar al handball en la escuela, lo hice en el Colegio Don Bosco en Capital. Después pasé a River, club del cual soy socio desde que nací y en el cual crecí como persona y profesionalmente. No como jugador, porque para ser sincero era de nivel medio o medio bajo, pero sí como entrenador. Primero fui ayudante en la escuelita y desde ese momento soñaba con alguna vez representar a Argentina. Terminé siendo el técnico del primer equipo de River y en 2005 apareció la posibilidad de hacerme cargo de la Selección”, declaró Gallardo.

Dady Gallardo en el Mundial de Qatar Ph Qatar2015

El head coach argentino se sinceró al decir que tiene bien en claro que “los sueños no los podemos cumplir solos. Para hacerlo necesitamos de muchas otras personas que, en el caso particular del handball, quizás parezcan invisibles cuando levantás una copa. Se trata de mucha gente que no sale en la foto famosa que todos recuerdan pero que realmente es muy valiosa y nos ayuda a construir cada logro”.

“Pude cumplir algunos de esos sueños; el más importante fue llegar a ser olímpicos en 2012, y el próximo es salir campeón en el Panamericano de este año en Buenos Aires. Mi ilusión es ver a Tecnópolis reventar de alegría, lleno de camisetas celestes y blancas. Que sea una fiesta del handball en la que no falte nadie”, concluyó Dady, emocionado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*